Perdidos en Kalaw

MyanmarViaje 2009-2010

Huimos sudorosos hacia el norte y parece que elegimos bien, en Kalaw, irónicamente pronunciado “calo” hace una temperatura estupenda! Es un pueblo pequeño a 1.300 m de altura, con casas visiblemente más modernas y lujosas que otras, pensamos que debido a la cercana base militar. Abundan también las teterías con sus minúsculas sillas, donde nos encanta echar un rato rodeados de gente local que miran con sorpresa nuestros intentos de integración y donde por cierto es baratísimo comer.

Tipica teteria en Myanmar

El primer día dormimos bastante tras la paliza en bus y luego salimos a descubrir el pueblito y una cueva llena de Budas de lo mas “kistch”. Como queríamos seriamente aprender a chapurrear algo de birmano nos sentamos a la entrada del templo a memorizar los números, y se unieron a nosotros dos hermanitos encantadores que nos ayudaron con la pronunciación aunque estaban un poco distraídos de la clase porque no cesaban de regalarnos flores y decorarse con ellas el pelo.

aprendiendo a contar

El objetivo principal de hacer parada en Kalaw es descender desde allí hasta el Lago Inle caminando en tres días, para lo que se necesita un guía, pero a nosotros nos apetecía primero hacer un poco de toma de contacto por nuestra cuenta, así que le preguntamos al amabilísimo dueño de nuestro guest house y pusimos rumbo hacia el “view point” (mirador). Lo que nosotros no sabíamos es que nos equivocamos ya en el  en el primer desvío! Así que estuvimos descubriendo zonas como la residencia de los soldados, de la que salimos a toda leche, y el templo del buda de bambú. Como empezó a hacerse evidente que eramos unos paquetes y habíamos perdido el camino que nos habían indicado nos volvimos desmoralizados a casita. En nuestra defensa diré que el camino estaba lleno de intersecciones y que cuando preguntábamos intentando pronunciar el nombre que nos había dicho nuestro informador la gente se quedaba a cuadros y nos mandaba hacia donde les parecía.

Ese mismo día empezaríamos la búsqueda del guía para hacer el trekking de 3 días hacia el Lago Inle, lo que no sabíamos es que estos personajillos nos causarían tal mal estar que hasta casi nos vamos sin hacerlo. Únicamente diremos que acabamos eligiendo a Thiri, una chica simpatiquísima que tiene su oficinita en la calle principal, y por otro lado desaconsejamos especialmente a los guías de la agencia Ever Smile, o lo que es lo mismo, los del guest house Eastern Paradise, que nos demostraron ser malísimas personas y mas tarde supimos que la gente que fue con ellos no acabaron contentos.

Como los precios del trekking (los especificamos mas abajo) fueron al final un poco mas caros de lo que esperábamos decidimos pasar un día mas en el pueblo, que nos había conquistado, esperando a ver si llegaba algún guiri que se nos uniera en la aventura, haciendo así mas llevaderos los costes. Thiri, nuestra apalabrada guía, se ofreció a mostrarnos el pueblo durante ese día sin coste alguno y ni tan siquiera compromiso para el trekking, puesto que ella se mostró comprensiva en todo momento en que si alguien aparecía y contrataba otro guía nos uniéramos a ellos. Gracias a su compañía pudimos descubrir cosas que hasta el momento nos habían pasado desapercibidas o habían sido imposibles de comprender sin la ayuda de un local. Nos llevo al mercado rotatorio que para en Kalaw cada 5 días y nos fue presentando a las distintas tribus que nos iríamos encontrando a lo largo del trekking, sobre todo los Palaung y los Pa-Oo, con sus turbantes de un naranja sorprendentemente fluorescente y sus dientes tenidos de rojo del omnipresente betel, y nos mostró la variedad de productos locales invitándonos a varias curiosidades, como el sticky rice (arroz glutinoso) que es como un dulce chicloso.

mercado kalaw

Nos llevo luego a una tetería para coger fuerza y subir nuevamente al templo del Buda de bambú, en el que como dije anteriormente nada tuvo que ver con lo visto el día anterior. Mientras caminábamos no cesábamos de preguntarle las curiosidades que se nos habían pasado por la cabeza, entre ellas sobre las monjas budistas que abundan en Myanmar vistiendo un rosa bastante llamativo, cuando casualmente se nos cruzo una en nuestro camino yendo hacia el mismo destino. Thiri hizo de traductora y mantuvimos una agradable conversación de la que no podremos olvidar el tono de voz lleno de paz. Compartiendo dos paraguas bajo la lluvia llegamos a la cima en la que estaba emplazado el templo y la señora nos invito a pasar a su humilde casita de madera ofreciéndonos, como no, té verde y caramelos. Nuestra timidez y a veces exceso de respeto hizo que nos quedáramos sin ese calmado rostro retratado en nuestra cámara, como tantos otros, aunque a veces también sentimos que sacando la cámara ponemos un muro de separación entre la gente que conocemos y nosotros los turistas.
En el templo el monje abad nos invito también a te y a frutos secos sentados en la inmensidad del suelo de madera de la sala principal, y allí seguíamos cuando presenciamos algo que sin Thiri nos hubiera pasado desapercibido: un monje novicio de unos 10 anos de edad entablaba una larga oración-conversación con el abad con la finalidad de poderse cambiar su vestimenta de monje por una mas adecuada para poder jugar a la pelota.

Esa tarde la pasamos en nuestro balconcito viendo caer el sol y jugando a las cartas, teniendo ya bien seguro que aunque apareciera alguien con quien compartir los gastos del trekking nuestra guía seria Thiri.

Abrir la galería (Flickr)

Información práctica

Alojamiento: Golden Kalaw, hab. doble con baño y desayuno 8$. Habitación de madera en muy buenas condiciones y limpísima, lo mejor su balcón con butacas desde el que hay buenas vistas del pueblo. El dueño es encantador y en ningún momento nos acosó para que contratásemos alguno de los servicios para turistas que ofrecía, entre ellos trekkings, y nos informó sin problemas cuando le preguntamos por rutas para hacer por nuestra cuenta. Además del continental ofrece otros tipos de desayuno como Myanmar o Shan si se esta cansado de los huevos.

Trekking: El trekking mas famoso para llegar a lago Inle es el de 3 días y 2 noches durmiendo la primera en la casa de una familia y la segunda en un monasterio. El día sale por 10$ por persona, 8$ si forma un grupo de 3 o mas, con comida y alojamiento incluidos. Lo que no se incluye es el traslado de la maleta hasta Nyaungswe, 3$ por maleta, para poder hacer el recorrido solo con una pequeñita, el barco que cruza el lago, que son 12$ a repartir entre el grupo con un máximo de 5 personas, y la entrada a la zona de Inle Lake que son 5$, que parece que ahora no se pueden evitar.

   Etiquetas:

6 comentarios

  1. Clarita

    Mis niños!!!!!! os echaba mucho de menos!!! qué bueno leeros, espero con ansias el siguiente capítulo!

    Yo de lo mío guay. Besetes

  2. Susana

    Q BUEN TREKKING EL DE INLE LAKE, LO MEJOR LA LLEGADA AL LAGO Y AL AGUA DE GOLPE!!!!

    I MISS YOU!!!!

  3. morroncito

    se me habia hasta olvidado lo que alegraban el dia las actualizaciones!! es increible lo k contais, pero sobre todo por como lo haceis. me llegan los post, de verdad.
    que sepais k en esta epoca de clausura por examenes no dejo de contar los dias que quedan!! vaya celebracion de fin de curso, sisi!!

    un abrazo enorme!!

  4. ati

    Punkiiiiiiiiiiiiiis
    Que acabo de hablar con vosotros y me he quedado con ganas de más, sobre todo de veros las caritas, aunque la risa de fondo de Sara es síntimo inequívoco de que estáis de arte.
    Me ha encantado el video de resumen de Laos, buena selección de temas musicales, tengo el pechito encogío. Os extrañamos. Abrazo fuedte

  5. sol marisol

    !! Hola cariños !!!!
    Vaya por fin noticias de mis niños,( aunque por el caudal de experiencias, ya no tan niños) con las que nos culturizamos y entretenemos, al mismo tiempo que nos sirven para saber que,a pesar de los 7 meses que llevais viajando, estais perfectamente.
    Los lugares por los que pasais son preciosos…ahora, lo que de verdad me fliopó es el baño dónde os tirábais con tirolina….se os veía tan, tan, tan, a gusto que me parecía que era yo la del baño.
    ¿ Cuando volveis ?

    P.D. Es todo un poema, la foto de las marcas del sol en los piés de los dos. Tienen la solera de los kilómetros pisoteados

  6. clara

    me encanta la fotico de los pies!!!! jejejeje besicos

¿Quieres comentar algo?

Los campos obligatorios están marcados con *
Para evitar el spam (para los que hicieron COU: los comentarios maliciosos de desconocidos) los comentarios deben pasar primero por nuestra aprobacion, puede ser que no veais vuestros comentarios instantaneamente.