Sobre ruedas y bajo montañas, el loop por Thakek

LaosViaje 2009-2010

Toda la pandilla recién formada (catalanes, madrileña, mallorquina y andaluces) nos preparamos para una nueva gran aventura que hasta el momento no habíamos afrontado, un viaje de 4 días en moto (por fin!) para conocer de primera mano naturaleza y poblaciones remotas imposibles de alcanzar de otra forma.

loop thakek

Aun con las ropas húmedas pues el agua para empezar el año perfectamente limpios no cesaba de caer, ponemos rumbo a Thakek, donde nos habían recomendado hacer una ruta para llegar hasta las impresionantes cuevas de Kong Lo. Nada mas llegar a la ciudad nos damos cuenta de que la estación queda a varios kilómetros de la población, cosa muy frecuente en Laos, y los tuk-tuk evidentemente se aprovechan de ello con precios exagerados, así que decididos salimos a la carretera y nada mas levantar la mano nos para una camioneta tipo ranchera que amistosamente y a cambio de un simple gracias nos acercan donde les pedimos. Pero como os decimos el año nuevo aun se celebra, y un grupo de jóvenes en la parte trasera de una camioneta es un reclamo para todos los ya expertos mojadores que se cebaron con nosotros hasta con globos de agua coloreada!

Por la mañana fue la lluvia la que quiso que rechazáramos unas bazofias de motos para poder encontrar mas tarde unas mucho mejores cuando el tiempo mejoro un poco. El nombre del guest house donde las alquilamos no lo recordamos, pero el amable dueño nos dejo unas motos y unos cascos bastante nuevos por 65.000 kips al día, de hecho al devolvérselas 4 días después con alguna magulladura no dijo ni mu.

Así que allá vamos los 6 to’ dispuestos con 3 fotocopias chungas como mapas de los que solo sobrevivió 1. La primera etapa fueron unos 180 km hasta las cuevas de Kong Lo, la mayor parte del camino por buena carretera, a pesar de eso la cadena de nuestra moto se salió y nos vimos obligados a empujar el mamostrenco hasta un taller, menos mal que como siempre la suerte nos sonríe y estaba a unos 100 metros JA!. Este retraso hizo que nos anocheciera antes de llegar al Guest House y madre mía los caminitos de noche, entre los animales, los socavones y las luces largas de los laosianos, vaya vaya!!. Nos alojamos en el primer sitio que vimos, Sala Konglor, hay una señal que marca un kilómetro por un camino que se desvía a la derecha de la carretera, resulto ser encantador, con unos bungalows básicos pero hicimos una fogata y pasamos una buena noche jugando a las películas, un clásico!

A la mañana siguiente nos dirigimos a la cueva de Kong Lo, una maravilla, un paseo en barco de unos 7 km por el interior de una cueva, completamente a oscuras pues nuestras linternas no daban para iluminar la inmensidad de los espacios en los que nos encontrábamos, algo increíble! Al finalizar nos encontramos con una familia laosiana que también había hecho la visita y habían preparado un picnic como colofón, al que por supuesto nos invitaron encantados entre tímidas risas. Esta característica es la que mas nos gusta de esta gente, tienen un sentido de la hospitalidad y la generosidad descomunal, cualquier fiesta que montan es un buen motivo para invitarte a unirte, perdiendo la timidez que de otra manera siempre les acompaña. Llenaron nuestras manos con sticky rice (un arroz chicloso y pegajoso que se coge con las manos, como un migajon de pan), bambú crudo, carne con salsas picantes y como no Lao Beer!

KongLo

Del resto de puntos interesantes que marcaba el mapa no encontramos ni uno, ya sea por falta de indicaciones e imposibilidad de comunicación, no ya en ingles si no por gestos, o a causa de caminos tan malos como el que conducía al lago Esmeralda que nos tuvimos que quedar sin ver. Teniendo esto en cuenta lo que mas mereció la pena de la ruta fueron los paisajes, ya que íbamos rodeados casi todo el tiempo por una cadena de montanas redondeadas que hasta el momento solo habíamos imaginado, y pasando por unos poblados tribales que solo habíamos visto anteriormente en pelis de aventuras. De hecho la mejor experiencia la tuvimos en un poblado en el que hicimos una parada para irnos a bañar al río pues no se podía soportar el sofocante calor (acabamos achicharrados!) y todos los niños del poblado, al menos 30, salieron para ver a los falang (como llaman a los extranjeros) sin atreverse a acercase a pesar de que los invitábamos a jugar y echándose a correr cada vez que veían una cámara de fotos. Memorable fue la clase de aerobic acuático que impartió Merçé a los pequeñines que miraban en la lejanía y llenaban el aire con sus risas. Para no olvidar también fue el tramo de carretera que hay entre Lak Sao y Tha Long, unos 70 km que tardamos algo así como 4 horas en recorrer. Todo el camino lleno de pedruscos y socavones pero una cosa bestial, el culo para el arrastre. Esa noche dormimos como bebes.

aldea laosiana

El resultado final fueron 4 días de ruta en los que recorrimos unos 600 Km, distancias tan largas que casi no nos podíamos permitir parar a pasear si queríamos llegar al siguiente pueblo en el que poder dormir, acabamos el viaje destrozados, achicharrados por el sol y algunos también por el tubo de escape y deseando no volver a ver una moto en una larga temporada. Nuestro siguiente destino, las 4.000 islas, unas vacaciones de las vacaciones, jajajaja.

Abrir la galería (Flickr)

Información práctica

Alojamiento: En Thaket nos alojamos en Travel Lodge 50.000 kips la doble con ventilador y baño compartido, limpio y bonito, el restaurante carísimo eso sí. En la parada de las cuevas Kong Lo nos alojamos en Sala Konglor 40.000 kips bungalow doble con ventilador y baño compartido, lo mejor el entorno. El lugar se desvía 1km hacia la derecha de la carretera principal a penas a un par de km antes de llegar a las cuevas. Hay mas opciones si sigues hacia delante.

Para ver las cuevas en toda su magnificencia llevar una buena linterna bastante potente, en la canoa que te lleva entran 3 personas ademas de los 2 guías, el trayecto es de ida y vuelta por el mismo camino, al final de la ida se para en un merendero el tiempo que queráis antes de regresar.

El tramo de carretera que hay entre Lak Sao y Tha Long es realmente malo, si se coge debería ser lo mas temprano posible por que se tardan muchas horas en hacer pocos kilómetros. Aquí tenéis una foto (mala) del mapa.

Si no se tuviera mucho tiempo en Laos, recomendamos fervientemente hacer el loop de Bolaven Plateau, mejores carreteras y unas vistas preciosas.

   Etiquetas:

5 comentarios

  1. Pakovich

    Cada post es un refrescante placer (gracias Sara),
    cada vez os superáis más con las fotos: vivan los
    caminitos entrañables y el romanticismo de los
    paisajes muertos. Navegar por el interior de una
    montaña debe ser una experiencia guapa. Los
    paisajes de Laos tienen el sabor de lo lejano y
    diferente. Los niños y los mayores tienen una
    serenidad distinguida en el rostro. Las poblaciones
    un aire al “lejano oeste” si no fuera por los vehiculos
    que aparecen de vez en cuando. Me gusta Laos, me gusta.

    Querido David hoy te he visto muy guapo en la
    video-conferencia, no sabes como eleva el grado
    de felicidad un ratito contigo, gracias mi niño.
    Princesa Sara, sonriente y esbelta, motor de la
    aventura a la vez que dueña de la calma y el sosiego,
    “postera” incansable, no cambies por favor.

    … Y los dioses del Sureste Asiático recordaron por
    siempre aquella joven y amable pareja de andaluces
    que un día los visitó, a los cuales, con agrado,
    cuidaron y protegieron durante su corta pero
    memorable estancia.

  2. Ale pelos

    olé!! olé!! que way, eso es lo que ma mi me gusta vueltecitas por ahi con veiculo propio para poder perderte un poco por aquellos lugares, una pasada seguro, y muchas cosas que contar, eso esta super bien, para nosotros vuestros fieles lectores. mil besos pa los dos

  3. Neus "Sister"

    feliz de ver a Merce i a Bernat, sniff, sniff, los echamos mucho de menos, pero ver que se pasean y avnturean con gente guapa es del todo reconfortante.
    Gracias por darnos un cachito de vuestro viaje y hacerlos participes de vuestras aventuras.
    Mil besos desde Catalunya.

  4. Paqui la mama

    Querido David, deseo que todo esté trascurriendo tan bien
    como se os ve en las ultimas fotos. Os veo felices y
    disfrutando de esta gran aventura al máximo, como debe
    ser, nosotros a traves de vuestros ojos y comentarios
    nos hacemos una idea y os puedo asegurar que tambien
    nos reimos con vuestras risas, sudamos tras las caminatas
    y nos refrescamos despues en las cataratas,
    David te quiero, cuidate y por favor no vuelvas tarde.
    Un beso grande grande para los dos.

  5. Morch

    Me encantaria muchas veces estar alli con vosotros, y hacer esas cosas que haceis… pero en fin! vosotros os lo habeis ganado! (y buscado, claro!)
    Y muy graciosa la frase final chicos… vacaciones de vacaciones! No provoqueis hombree! que os buscais el odio! jajaja

¿Quieres comentar algo?

Los campos obligatorios están marcados con *
Para evitar el spam (para los que hicieron COU: los comentarios maliciosos de desconocidos) los comentarios deben pasar primero por nuestra aprobacion, puede ser que no veais vuestros comentarios instantaneamente.