Wellcome to Indonesia!! Yogyakarta y el volcán Merapi

IndonesiaViaje 2013

¡Por fin Indonesia!

Un país formado únicamente por islas, casi todas de origen volcánico, esto quiere decir destinos de playas paradisiacas y dramáticas montañas, buceo y senderismo… ¿quién quiere más? ¡Nosotros no! Además hay islas para todos los gustos, más turísticas o menos, pero no por ello menos auténticas.

Nuestro plan inicial era entrar a Indonesia por Sumatra ya que por cercanía a Kuala Lumpur era la opción más lógica, pero sobre todo porque se dice que no es nada turística y ofrece atracciones y paisajes sorprendentes, además de su gente. Sin embargo, después de las investigaciones pertinentes pensamos que quizá no fuera el primer destino más acertado para nosotros debido a nuestra nueva doble condición: viajeros-programadores. Como ahora dependemos un poco más de unas conexiones decentes a internet y Sumatra no parece aun muy avanzada en estos temas, preferimos posponer su visita hasta haber asentado las bases de nuestra pequeña “fábrica asiática de webs”.

Por eso el primer destino elegido fue Java, la principal isla de Indonesia. Tal y como la gente recomienda, nos saltamos la capital, Jakarta, y volamos hasta Yogyakarta, supuestamente la capital cultural de Java. Ni la ciudad nos gustó ni le dimos muchas oportunidades, por no hablar del insoportable calor que hacía. Sí que disfrutamos descubriendo la gastronomía y el idioma, pero sobre todo la tranquilidad y hospitalidad de los indonesios y el interés de muchos de ellos por practicar inglés o conocerte (no es este el único aspecto en que este país nos recuerda a India). Respecto a la comida… arroz!! de todas las maneras posibles! Nuestra receta preferida hasta ahora es el puthu, un dulce hecho de pasta de arroz hecho al vapor con coco que te sirven sobre una hoja de banano. ¡Delicioso!

En esta región eran todos hinduistas hasta que llegaron los musulmanes y el Islam se convirtió en la religión mayoritaria, excepto en Bali, que quedó como reducto hinduista. Aunque es cierto que el islamismo que practican es más “relajado” que en el centro de Asia, no quita que las mujeres tengan que ir vestidas de arriba a abajo.

Indonesia es un país en desarrollo, rápido desarrollo, como sus vecinos, pero aun muy humilde. Los pueblos y ciudades, incluso las grandes capitales, son de casitas bajas y callejones laberínticos que discurren entre ellas. Muchas veces no está muy claro si vas por una calle, o estás entrando en casa de alguien. En estas callejuelas el ambiente es fresco y de lo más relajado, por eso resulta estresante llegar a una calle principal con aceras inutilizadas llenas de cosas y vehículos y con un alocado tráfico con las motos como protagonistas, que no paran de zumbar y salir de cualquier sitio. Los vendedores ambulantes de comida van recorriendo las calles con un ritmo pausado empujando su cocinita móvil instalada sobre una bicicleta o un carrito. Los lugareños identifican el producto que ofrecen a través de los sonidos característicos que emiten: un silvido suave y continuo soplado por la máquina de vapor que le sirve de cocina anuncia el puthu, el sonido de unas claves o una campana es el bakso, una reconfortante sopa de fideos y albóndigas… y así con una gran oferta.

Si por la noche sales a comer, no más tarde de las 10:00, te sentarás al fresco en un warung (puestecillo callejero o pequeño bar) y tu asiento será posiblemente el suelo, cubierto con una alfombrilla o plástico. La noche la amerizarán los numerosos grupos ambulantes de jóvenes que con una mini guitarrita y como mucho unos timbales se desgañiten deleitándote con una canción o dos hasta que les des un pequeño donativo.

Volviendo a nuestro trayecto, entre que las grandes ciudades en Java son un caos, el calor que hacía y que nos encontrábamos aun en proceso de adaptación, no lo dudamos y nos fuimos a la montaña. No sin antes hacer la visita de rigor a Borobudur, un gran templo budista que la gente suele comparar con Angkor (muy mal). El templo es bonito, pero muy cara la entrada, casi que lo que más nos gustó fueron las vistas, la charla con los indonesios y la carretera para llegar hasta alli.

El destino de montaña hacia el que partimos de Yogyakarta era ambicioso, una visita al volcán Merapi, uno de los más activos del mundo y que según leimos se podía ver lava. Para nuestra decepción contábamos con información desactualizada y desde una erupción a finales de 2010 el volcán había transformado su fisonomía y ya no se dejaba ver las entrañas tan fácilmente. Pero nos conformamos con Kaliurang, un pueblo tranquilo y de lo más fresquito, y una excursión guiada de senderismo para ver el amanecer desde un cañon y acercarnos todo lo posible al Merapi, pasando entre altísima vegetación (teníamos que poner los brazos por delante para que las ramas no nos dieran en la cara) y tétricos cadáveres de árboles que tuvieron la desgracia de intimar con el aliento ardiente del volcán. La pena es que estamos en temporada de lluvias y se ve que una nube se quedo enganchada en la cima y no nos dejó verlo al completo.

Abrir la galeríaimagenimagenimagenimagenimagenimagenimagenimagen

Con esta canción, al igual que nos dieron la bienvenida a nosotros, os la damos a todos vosotros!!

Información práctica

Yogya(karta)

Alojamiento: zona Sosrowijayan desde 75.000 Rp (la mayoría 100 o 120 mil). Hay habitaciones para todos los gustos. Casi todas incluyen un gran desayuno, probablemente arroz frito, fruta y cafe o te.
Tropical Home Stay: tiene una terraza chulisima con wifi, pero en las habitaciones baratas con baño compartido (90.000 Rp) puede haber chinches, lo saben y les da igual. En media hora en la cama vimos un montón, y nos cambiamos alojamiento, por supuesto, sin pagar nada.
Utah Home Stay – hab. con baño privado, cama enorme, wifi sólo en la zona común.

Transporte: los buses públicos TrasYogya son perfectos para moverse por la ciudad. Vale 3.000 rp a cualquier sitio, son unas paradas en alto con la entrada controlada.

Comida: en Malioboro es cara, mala y escasa.

Marcha nocturna: descubrimos que la puerta del supermercado de Jl. Sosrowijayan frente bar con música en directo se peta de chavales locales.

Visitas: Kraton, entrada 12.000 rp + 1.000 por la cámara, no merece la pena excepto si se va de 10.00 a 12.00 que hacen conciertos de bienvenida a los visitantes. Si hay excursiones de colegios se harán amigos seguro.
Borobudur: bus de 15.000 a 20.000 Rp desde Jombor Station. Los alrededores son preciosos, puede merecer la pena ir en moto. Hay puestos de comida baratos.

Kaliuran

Transporte: Bemo desde Yogya (cerca de estación Terban) 10.000 Rp (1 o 2 horas) muy frecuentes.

Alojamiento: Voguels Hostel, Hab. doble con baño compartido 50.000 Rp, dormitorio común 25.000 rp/pers. Restaurante a buen precio, aunque la comida no es excelente.

Terkking volcan: con Voguels Hostel y sus famosos guías 15$ pers. 4 o 5 horas de recorrido con guía y 2 desayunos, uno liviano antes de salir y uno enorme al llegar. Se parte a las 4.30 de la mañana para ver el amanecer. No se ve lava activa ni se sube al volcán. Si se ve lava solidificada, arboles muertos (y vivos, claro) y mucha naturaleza. Es divertido pero ya no es lo que parecía ser.

   Etiquetas:

8 comentarios

  1. David y Sara

    Para los ávidos de noticias aquí dejamos esta entrada. Cuando temgamos mejor internet unas fotitos!!

  2. Tere la amiga de tus padres

    De nuevo os estoy siguiendo, de nuevo me encanta leer vuestros textos de los lugares que visitaís, de las personas que conoceís, de las vivencias nuevas y estupendas que nos contaís, de nuevo os envidio David y Sara…..aprovecharlo a tope, cuidaros mucho mutuamente, siempre “al loro “chulis, que la aventura os dure y os dure….yo desde Huelva os estaré siguiendo….. Besos para los dos.

    TERE ( la amiga de tu papi y de tu mami, querido David)

  3. Evita

    Precioso prólogo Sarita,ya me imaginaba esas bulliciosas callejuelas,ya deseando ver las fotitos.Un beso muy grande.

  4. Cerna

    Se me ponen los pelos como escarpias niñatos…
    Estoy deseando ver más fotos vuestras y dentro de un tiempo indefinido además compartir experiencias con vosotros… seguro!

    Un abrazaco!!!

  5. Sol marisol

    Me encanta el estilo narrador de vuestros posts, parece que estoy leyendo un relato de un libro de viajes, que por cierto, no sería ninguna tontería, que los recopiolarais todos y publicarais un buen libro..experiencias interesantes no os faltan. Lo paso pipa, casi me llegan los olores del pais, por lo bien que los describís. De nuevo estoy enganchada a ” mochilaalhombro.net” ! Larga vida !. Besos choqueros

  6. Sol marisol

    Por cierto, muy interesante el dato de haber perdido la cámara fpotográfica y haberla recuperado al cabo de los días..lo cual dice mucho de la honradez asiática

  7. Soni

    Me alegro de que ya tengamos noticias vuestras!!! Indonesia es un pais que me encanto y leer vuestro post me ha traido muchos recuerdos no sabeis lo que me gustaria estar alli de nuevo…Espero que disfruteis mucho de esa cultura, de la gastronomia y esa buena gente, un besote enorme y espero que cuando podais nos sigais contando más cositas.

  8. el extranjero

    eyyyyyy sonrisas y LAGRIMAS me da veros y ya sabeis por que. Ahora me toca a mi leer y a vosotros disfrutar. Bueno pues ya sabeis disfrutar y escribir mas

¿Quieres comentar algo?

Los campos obligatorios están marcados con *
Para evitar el spam (para los que hicieron COU: los comentarios maliciosos de desconocidos) los comentarios deben pasar primero por nuestra aprobacion, puede ser que no veais vuestros comentarios instantaneamente.