Sihanoukville y Sen Monorom, de la playa a la montana

CamboyaViaje 2009-2010

Que no hemos tenido suficiente descanso? Pues a la playa se ha dicho!

Aunque sabíamos que Sihanoukville, el destino playero mas famoso de Camboya, no era demasiado encantador y nos encontraríamos con demasiados turistas, decidimos probar suerte en una de sus playas mas remotas, Otres Beach, y no pudimos dar mas en el clavo. En un principio, para nuestra desesperación, nos encontramos con una situación desoladora. El gobierno, propietario de los terrenos alquilados a los distintos negocios turísticos allí instalados, la mayoría llevados por blanquitos, había decidido utilizar aquellos suelos colindantes a la blanquísima playa para construir un parque, quien sabe si el proyecto no se convertirá a largo plazo en un resort. Después de preguntar en varios sitios e ir poco a poco entendiendo incrédulos la situación, nos encontramos solos en una hermosa playa paradisíaca, con bungalows vacíos esperándonos con sus puertas abiertas para acogernos, pero que ya solo acogerían en el resto de sus días (solo 2 o 3 mas) a la arena blanca que traía el viento. Los camboyanos dueños de algunos de los lugares ya se afanaban en desmontar las cabañitas para aprovechar sus materiales en cualquier otra cosa, sin embargo los dueños extranjeros se limitaban a permanecer sentados en sus terrazas desiertas esperando el momento en que llegasen los militares a echarlo todo abajo, viendo así morir sus suenos de una vida en el paraíso.

La solitaria Otres Beach
La solitaria Otres Beach

A pesar del panorama intentamos tozudamente encontrar un alojamiento en aquel lugar, y finalmente llegamos a una parte que se libraba del exilio donde pudimos hacernos con una cabañita para vivir rodeados del silencio, las olas del mar, con solo 3h de electricidad, una perrita inseparable y, por que no decirlo, la mayor cantidad de cucarachas que hemos visto en nuestra vida. Con un día de alquiler de moto pudimos ver los alrededores del pueblo y comprobar que efectivamente habíamos elegido la mejor playa! Así que allí pasamos un par de días sin nada que hacer mas que bañarnos, pasear y conversar con las vendedoras ambulantes que se lamentaban de haberse quedado sin negocio como tantos otros allí, lamentablemente la difícil situación de estas personas se había convertido en un paraiso hecho realidad para nosotros.

Suficiente descanso!! Es hora de volver a Phom Penh a arreglar nuestro visado para dos meses en Tailandia preparándonos para la visita de familia y amigos, lo que supuso una estancia obligada en la capital de cuatro dias que nos ha limitado enormemente la trayectoria por Camboya. Y un ultimo destino para visitar, nos vamos a lo mas profundo de Camboya entre las montanas de la provincia de Mondulkiri, Sem Monorom. De este sitio nos prometían junglas y cascadas, pero de lo primero nos tuvimos que conformar con algunos fragmentos de lo que ha quedado de una masiva deforestación, aunque eso no significa que el paisaje no merezca la pena, unas montañitas redondeadas e infinitamente verdes no cesaban de asombrarnos cada vez que tomábamos una curva con la moto. Aquí por fin hemos podido conectar con los camboyanos, que parecen no estar acostumbrados a que unos turistas permanezcan allí mas de dos días, ya echábamos de menos el entrar a algún sitio y encontrarnos con las miradas de “Eh amigo! Como te encuentras hoy?”. Buenísimo el momento en que pudimos presenciar en directo las bulliciosas apuestas de los hombres del pueblo ante un combate de “muay thai” (estilo de lucha tailandesa) en la tele.

Las  verdes colinas de Sem Monorom
Las verdes colinas de Sem Monorom

Contra todo pronostico, Camboya no nos ha calado mucho, pero entre el tiempo en Phnom Penh para arreglar el visado y no poder profundizar mas en el este, y nuestro estado algo debilitado no hemos podido hacer todo lo que nos hubiera gustado. Pero queríamos transmitir que eso no significa que este pequeño país y sus gentes no merezcan la pena. Citando a mi cada vez mas sabia amiga Susana “los lugares están hechos por la gente y no por el lugar en sí”, vamos que son las vivencias personales las que te hacen percibir y sobre todo recordar los lugares de una forma mas o menos cercana.

Abrir la galería (Flickr)

Información práctica

Sihanoukville

Alojamiento: el gobierno ha cerrado la mayoria de establecimientos de la playa de Otres. Chez Paou – bungalow doble con baño 4$. Mosquitera, electricidad de 18:00 a 21:00 mas o menos, muchas cucarachas por la noche.
En el pueblo pasamos 1 noche en el Apple GH – hab 2 con baño 5$. Con balconcito y wifi.

Comida: En Otres los restaurantes son caros pero en el Dany’s restaurant los platos son enormes y se pueden compartir pidiendo extra de arroz (3$ 2 pers.). Aun así esta bien llevarse comida y aviarse unos bocatas.

Transporte: Desde el pueblo a Otres y viceversa se puede llegar en moto-taxi por 5.000 r. Alquilamos una moto en Otres por 5$ en uno de los GH. Ya no queda ningún sitio con internet en esa playa.
Bus a Phnom Penh 3.75$ sin trasporte a la estación.

Sem Monorom

Alojamiento: Arun Reah II Hill House – hab doble con baño 5$. Cabaña de madera calurosa durante el día, a 2 km del pueblo, con increíbles vistas. Nos recomendaron este sitio así que no miramos las opciones del pueblo.

Comida: fuimos mucho a un restaurante que esta en la calle que va al mercado. No recordamos el nombre, es un sitio grande con pesadas sillas de madera. Pedíamos un plato y arroz para compartir, y te traen una olla llena de arroz para que te vayas echando lo que quieras y de postre traían fruta. Comíamos los 2 estupendamente por menos de 3$.

Alquiler moto: Las motos aquí son bastante caras, 8$ al día. Cogiéndola mas días se puede sacar mejor precio pero tampoco es una ganga. Ademas con los malos caminos pinchamos una rueda a la que hubo que cambiarle la cámara entera y se sumaron 2.5$ mas, así que acabamos cancelando el tercer día de moto que teníamos apalabrado.

Transporte: Bus a Phnom Penh 7.5$ unas 8h.